¿Cómo llegamos a tener parásitos y levaduras en nuestro organismo?
Posted on: June 9, 2017, by : DepiLast

Cuando se es mamá una de las cosas que buscamos es mantener lo más posible la higiene de nuestros niños.

Mientras son muy pequeños, somos nosotras quienes intervenimos en todo, desde su baño hasta lavarles las manitas antes de cada alimento.

Llega entonces el momento en que todas ponemos el “Jesús” en la boca cuando vemos a nuestro pequeño con las manitas sucias llevarse tal o cual objeto o alimento a la boca.

Es aquí donde damos un siguiente paso: el educarlos a que tengan el hábito de lavarse las manos antes y después de cada alimento y antes y después de ir al baño.

Es una guerra campal diaria, pero tiene sus recompensas.

Una de los grandes problemas al no tener una buena higiene, es que podemos llenar nuestro cuerpo de parásitos y levaduras que ocasionan serios problemas de salud.

La levadura y los parásitos pueden entrar en el cuerpo por varias formas, esto será dependiendo del tipo que se traté y curiosamente varios de ellos no provienen necesariamente de una mala higiene. Veamos:

Por ejemplo la Candida Albicanis, el tipo de levadura más común y difícil de eliminar, se produce naturalmente en el cuerpo en pequeñas cantidades.

Cuando una persona come mucha glucosa y fructosa (recuerda que el cuerpo convierte todos los azúcares, almidones, granos e incluso las frutas en glucosa para la digestión), alimenta las levaduras y parásitos que normalmente se producen y les permite multiplicar abundantemente.

Algunos productos farmacéuticos, especialmente el anticonceptivo hormonal y los antibióticos, pueden agotar la vía digestiva de las bacterias beneficiosas necesarias para mantener a la levadura y los parásitos bajo control y conducir a un crecimiento excesivo o infestación.

La levadura en particular, puede multiplicarse rápidamente en presencia de cualquier sustancia de alto contenido de carbono como el azúcar.

Las levaduras también son capaces de convertir el azúcar en alcohol en el cuerpo, al igual que lo hace el proceso de fermentación de la cerveza y el vino.

Esta es una de las razones por las que las personas con exceso de levadura severa experimentan síntomas como niebla cerebral, aturdimiento y náuseas.

El tratamiento de levaduras, parásitos y otros hongos en el cuerpo es un proceso de tres pasos.

  • Primero, los invasores mismos deben ser asesinados,
  • Segundo, ellos (y las toxinas que crearon) deben ser expulsados del cuerpo y,
  • Tercero y finalmente, el cuerpo debe ser apoyado en la curación y la regeneración de sí mismo

Ante un cuadro donde podamos presentir que se tienen levaduras o parásitos lo mejor es acudir al médico para que nos revise y en su caso nos indique los exámenes de laboratorio más adecuados de acuerdo a nuestros síntomas.

No todo lo que sugiere que padecemos puede provenir de una levadura o parásito y no todos los tratamientos genéricos que escuchamos en el mercado suelen atacar a todos los existentes.

Por ello la visita al médico para identificar al “invasor” y, atacarlo así con la mejor de las artillerías es lo ideal.

Si en tu caso necesitas algún tipo de estudios, en Laboratorios Aztecas contamos con todo lo necesario para realizarlos.

Somos unos laboratorios DF que recurre a lo mejor de la tecnología y los recursos humanos para darte una atención profesional.