Month: March 2016

¿Cuánto tiempo le dedicas a tu arreglo personal?

Una de las cosas que a un gran porcentaje de mujeres nos agrada es lucir bien. Incluso dedicamos muchas horas del día a este tema del arreglo personal, que va desde el cuidado de la piel, maquillaje y el cabello.

Muchas cosas las hacemos de forma cotidiana, como lavarnos la cara, untarnos un par de cremas protectoras, resaltar lo mejor posible nuestros rasgos con el maquillaje y salir peinadas para la ocasión.

Como te decía, las mujeres le dedicamos a este tema un tiempo de nuestro día. En tu caso, ¿cuánto tiempo le dedicas a tu arreglo personal?

Sé que hay mujeres que sólo se lavan la cara, se peinan (pasarse el peine o hacerse una coleta) y ¡listo!, comienzan su día.cuidado cara

Otras dedican un tiempo razonable y otras un tiempo considerable. Por ejemplo, cuando estaba soltera, duraba entre 60 y 120 minutos haciendo todo mi ritual. Cuando me casé, se redujo a 45 minutos. Cuando nació mi primer hijo, este tiempo se redujo a 20 minutos y ahora que estoy con mi bebé de brazos, mi tiempo se ha reducido a 5 minutos.

Sí, sé que hay mujeres que atienden casa, hijos, marido, trabajo y aun así salen bien arregladitas a realizar sus múltiples tareas.

Incluso conozco mujercitas que no salen de su habitación hasta terminar su arreglo personal y así hacen todos sus deberes, desde los quehaceres del hogar, hasta el ir a trabajar, pasando por el cuidado de los hijos, el súper… en fin.

Ahora me pregunto, ¿cómo lo hacen? Una de estas grandes mujeres me ha dio varios tips que ella personalmente aplica desde hace algún tiempo y el anexar el último que te comparto, le ha facilitado la tarea y ahorrado tiempo. Veamos:

Darnos prioridad ante los demás. Creo que este punto nos llega a costar mucho trabajo a algunas mujeres, mas es cierto al final de cuentas.

Cuando te das un tiempo para ti todos los días y más cuando se refiere a lo que te hace sentir bien, como lo pudiera ser tu arreglo y salud personal. Con esto lanzas un mensaje a todos los que te rodean de que te importas y te cuidas, y a su vez lo haces para ellos también.belleza personal

Cuando nos cuidamos no lo hacemos sólo por vanidad; también es por salud, autoestima, y vaya… ¿a quién le agrada llevar a mamá o a la esposa o a la empresaria toda fodonga?

Como anécdota, te comento que cuando recién nos cambiamos a la pequeña ciudad donde radicamos, se me hizo fácil salir con mi familia al súper en tremendos harapos. Al fin nadie me conocía, era muy temprano e iba a ser muy rápida la salida.

Mas al llegar al lugar nos topamos de frente con el jefe de mi esposo y la esposa de éste, y ambos lucían muy bien a esas horas. Si bien mi esposo me presentó sin mayor problema, yo quería que me tragara la tierra.

Tener autoestima, un tema que va junto con el cuidado. Reitero, no se trata de vanidad, sólo que definitivamente no es lo mismo lucir bien a lucir desprolija, ya que esto último envía varias señales de cómo nos sentimos en nuestro interior. Por lo que si estamos mostrando una apariencia descuidada es muy posible que sea una señal de alerta. Cuando te encuentras fortalecida, entonces sacarás tiempo para ti.

La organización es básica para conseguir realizar varias tareas y como mujeres que somos multitareas, es vital para salir avante. Y por supuesto, hay que colocar en nuestra agenda de tareas ese tiempo exclusivo para nuestro arreglo personal.

Una de las cosas que ayudan a la parte de la organización es seguir rituales que se convierten en hábitos. Comienza con uno y ve incrementando de a poco. Por ejemplo para este tema del arreglo personal, comienza con tu higiene, después incluye las cremas… pasado el tiempo incluye el maquillaje poco a poco. Cuando veas, ya no sólo lo harás en automático, también será rápido y eficiente, al grado que cuando no lo hagas, te sentirás rara.

No quieras hacer todo y apóyate de lo que buenamente puedas. Por ejemplo, pide ayuda a una maquillista para que te indique qué te hace lucir bien y que sea sencillo de hacer en “5 minutos”, al igual el corte del cabello o peinados. El punto de vista profesional nos ahorrará tiempo.

Y si quieres ir más allá para lucir bella incluso dormida y despertar prácticamente lista para la acción, entonces considera la micropigmentación.

La micropigmentación es una especialidad estética, cuyo objetivo es corregir, modificar, embellecer y equilibrar de forma semipermanente determinados rasgos faciales o corporales a través de la implantación de pigmentos a nivel epidérmico.

Con la ayuda de un buen especialista y el implementar esta técnica te ahorrara tiempo, dinero y esfuerzo y lucirás bella TODO el día.

La importancia de observar a nuestros hijos

Cuando tenía a mi hijo recién nacido en mis brazos, una de las cosas que más disfrutaba era observarlo, ya sea cuando nos veíamos a los ojos para irnos conociendo mutuamente, al verlo descubrir su alrededor, o sencillamente, al contemplar cómo poco a poco se iba quedando dormido.

Esa sensación de paz que nos brindábamos mutuamente ha sido uno de esos recuerdos que guardo como un tesoro, ya que mi pequeño está creciendo y muy, muy rápido para mi gusto.

Conforme pasaban los días, poco a poco fui conociendo sus ruiditos, que me iban expresando cuando se sentía incómodo, hambriento, molesto e incluso cuando no se sentía bien.

Fueron días intensos, ya que cuando comenzaba a moverse de forma inquieta o lloraba, era el momento de descifrar qué significaba.

vigilar-hijos

Poco a poco fui entendiendo su forma de expresarse y eso me daba seguridad conforme pasaban los días. Para una madre primeriza, estos primeros días suelen ser intensos, porque esos son los momentos para aprender a descifrar a tan frágil criatura.

Después de esta primera etapa de conocimiento, ahora mi hijo es un libro abierto. Claro está, ya han pasado más de ocho años y son los mismos que tengo de absorber todos sus gestos y sentires.

Ahora claramente puedo “ver” cuando se siente bien, preocupado, cansado, intrigado… es aquí donde las madres, a través del tiempo de conocer a nuestros hijos, desarrollamos lo que se conoce como el sexto sentido, que no es más que el cúmulo de conocimientos que tenemos guardado en algún lugar de nuestra mente.

Aun a esta edad, los niños siguen buscando el comunicarse con el mundo de los adultos, ya que no llegan a identificar algunas emociones o malestares.

Un caso muy particular que nos acaba de pasar es que mientras mi hijo estaba pequeño podía ver claramente a corta y larga distancia, ese no era ningún problema, así que cuando me dijo que le dolía la cabeza, pues lo atribuía a otra cosa.

Lo curioso es que esta molestia sólo la tenía después de ir a la escuela, cosa que me parecía por demás extraña, hasta que me quedé observándolo detenidamente por algunos días.

Descubrí que mi pequeño tenía problemas de visión y era en la escuela donde más se presentaba el esfuerzo por ver el pizarrón.

Fuimos a visitar al oftalmólogo pediatra para que lo evaluara y determinara si efectivamente la raíz de sus molestias era un problema de la vista.

oftalmologo-pediatra

Ya en el consultorio, que parecía un viaje al espacio, donde el sistema solar nos envolvía junto con los planetas, asteroides, cometas y un hermoso sol, sentaron a mi niño en una sillita en forma de la Tierra.

Es interesante observar a un oftalmólogo pediátrico, ya que ellos saben cómo examinar y tratar a los niños de un modo que los haga relajarse y querer cooperar, pues no todos los peques pueden expresar lo que tienen y en algunos casos lo niños no saben leer.

Además de lo anterior, los oftalmólogos pediátras utilizan equipos especialmente diseñados para los niños, lo que facilita también la tarea.

Y bueno, conforme le fue haciendo la exploración visual, efectivamente determinó que el niño tenía un cierto grado de miopía y al ponerle los lentes que mejor se ajustaban a su visión, mi hijo descubrió un nuevo mundo. Todo le era mucho más claro, más nítido… e incluso más grande.

En fin, con esta experiencia me doy cuenta que aun cuando creemos conocer a nuestros hijos, siempre hay algo nuevo que aprender, por lo que no hay que dejar de observarlos, ya que a veces ellos mismos no saben que algo no anda bien.

El tema de la vista suele ser así, los niños no saben si lo que ven efectivamente es así, probablemente para ellos es tan normal ver en su momento una mancha verde que, a la hora de ponerse unos lentes resulta ser un árbol y esto les abre otro mundo.

Después de esta experiencia y de usar sus lentes, los dolores de cabeza se fueron y cada momento es bueno para descubrir cosas nuevas.

Un instrumento salvavidas

En el mundo de la salud y el cuidado de la imagen, las básculas están entre los instrumentos menos apreciados. El temor a descubrir esos kilitos de más que nos dejaron las fiestas navideñas, las últimas vacaciones o hasta los excesos de los días de asueto hace que la frase “Por favor, pase a la báscula” sea uno de los momentos más álgidos de la consulta.

pesarse

Del otro lado, están las personas que viven obsesionadas con el peso; aunque no tengan problemas en este ámbito, viven con miedo a engordar y se suben a cuanta báscula encuentran para comprobar que no hayan aumentado ni un gramo.

Tanto el descuido del peso como la excesiva preocupación por el mismo son extremos que se deben evitar. Pensar que no pasa nada por estar unos kilos arriba del peso recomendado nos pone en riesgo de adquirir enfermedades como la diabetes, la hipertensión y, por supuesto, la obesidad. La búsqueda de la delgadez extrema, por su parte, puede conducir a trastornos alimenticios como la anorexia o la bulimia. Entonces, ¿cuál es la mejor forma de tratar la cuestión del peso y de entablar una buena relación con la báscula?

La respuesta consiste en hallar el justo medio. La báscula puede ser una gran aliada para cuidar la salud y aunque nos enojemos cuando da una medición distinta de la que esperábamos, esa señal de alerta puede salvarnos la vida. Y por “alerta” no sólo me refiero a los indicadores de sobrepeso, sino también a las bajas repentinas o a los cambios drásticos y sin motivo aparente.

Por ejemplo, si notas que has perdido peso, sin haber hecho algo especial para lograrlo (no has hecho más ejercicio de lo normal ni hay cambios en tu dieta), es conveniente que informes a tu médico, para que haga los exámenes que consideres pertinentes y descarte cualquier enfermedad. O si en un chequeo adviertes que aumentas de peso, al siguiente bajas y luego vuelves a subir, también debes consultar al especialista y seguir sus recomendaciones. Cambios como estos pueden obedecer a enfermedades metabólicas, tiroideas o autoinmunes que tienen mayores posibilidades de tratarse si se detectan a tiempo.

Para que cuides mejor tu salud en relación con el peso, a continuación resolvemos algunas de las dudas más frecuentes acerca del uso de la báscula.

¿Cada cuando debo pesarme?

La frecuencia varía de acuerdo con la edad y el estado salud de la persona; basculastambién puede depender de sus actividades y objetivos. Para una persona sana puede bastar con pesarse una vez al mes o en cada revisión médica general, con la salvedad de que si se detecta o se siente algún cambio, se haga uso de la báscula y se visite al médico. Quien está en un régimen alimenticio especial o practica determinadas actividades deportivas, es posible que necesite pesarse con más frecuencia. Si tienes una báscula en casa, incluso puedes pesarte una vez por semana, con tal de que esta práctica no se traduzca en una preocupación obsesiva.

¿Mi peso puede variar según el momento del día?

Sí, las mediciones pueden variar por algunos gramos, o hasta un kilo, dependiendo del momento en que te peses. Los cambios se deben a factores como el ejercicio, la ingesta de alimentos, la digestión y hasta la toma de líquidos. En el caso de las mujeres, también hay variaciones de peso relacionadas con el ciclo menstrual.

¿El peso puede variar de una báscula a otra?

Sí; en este caso, la variación se debe al calibre de cada instrumento. Las básculas a las que se da un uso intenso, como las que se encuentran en las farmacias o consultorios, pierden calibre más rápidamente; por ello se les debe dar un mantenimiento constante, pero esto no siempre sucede. Las básculas digitales se mantienen calibradas por más tiempo que las de resorte y algunas tienen un sistema que les permite recalibrarse.

¿Para qué nos sirve dormir?

Hace poco visité a mis suegros y ambos son dos personas altamente activas y se cuidan muy bien. Mi suegra es una persona hiperactiva, que no se queda quieta, y eso la mantiene sana y jovial.

Mi suegro es inquieto y “travieso” por naturaleza, por lo que el andar en bicicleta y subirse a los árboles lo mantiene más joven que a muchos de su edad.

Vaya, ambos son un par de personas muy peculiares, si bien están llenos de “ideas y creencias” propias de la edad, son dos seres humanos libres y sanos, situación que nos tranquiliza y enorgullece mucho.

dormir-bien1

Una frase que constantemente repite mi suegro es que él duerme muy poco, prefiere salir a disfrutar del aire fresco y sentir la brisa en su rostro andando en su bici, que ya habrá tiempo para descansar… cuando se muera.

Por un lado tiene razón, la vida es tan corta que hay que aprovecharla al máximo, solo que, ¿realmente hay que dormir poco? ¿para qué nos sirve dormir entonces?

Si analizamos un poco nuestra historia de vida, pasamos cerca de un tercio de ella durmiendo. En este caso he observado a mi suegro en especial y sí, el duerme y muy bien, sólo que no se da cuenta de ello además de que su ritmo es diferente al de nosotros.

Los doctores han realizado diversos estudios alrededor del sueño y saben que su proceso es conducido por un reloj biológico, ajustado en un ciclo de 24 horas.

Las perillas de este mecanismo se moldean genéticamente y su sincronía depende de factores externos, como la iluminación, ruidos, olores, hábitos, tipos de colchones, vida social etcétera.

El tiempo que pasamos durmiendo no es un paréntesis en el que no sucede nada. Todo lo contrario, éste es un periodo activo donde se producen cambios hormonales, bioquímicos, metabólicos y de temperatura corporal, imprescindibles para un buen sueño y un correcto funcionamiento diurno.

Aunque pueda parecer obvio, dormir nos permite estar despiertos y estamos despiertos para poder dormir. Parece trabalenguas, mas así funcionamos la gran mayoría.

Los especialistas creen que la pieza principal de este engranaje es la melatonina, que es una hormona producida en el cerebro por la glándula pineal.

Esta hormona comienza a activarse al anochecer, cuando se pone el sol como aviso para que el organismo se prepare “para dormir”.

Esto lo podemos ver muy claramente en los niños, quienes al meterse el sol, dan muestras de “desear dormir” y por supuesto… nosotros somos parte de ese ciclo, salvo que tu reloj biológico tenga una información diferente o padezcas de algún tipo de alteración particular.

medicina-sueno

Cuando el proceso comienza, la temperatura cae de 1 a 2 grados centígrados y la presión arterial también sufre una suave caída y el primer rasgo de sueño es el pestañeo lento de ojos.

Nuestro funcionamiento físico y mental está directamente ligado a una buena noche de sueño. El efecto de una noche sin dormir es similar al de una suave embriaguez: se daña la coordinación motora y la capacidad de razonamiento queda comprometida. O sea que sin un buen descanso, el organismo deja de cumplir una serie de importantísimas funciones.

Mientras estamos en la cama, una especie de ejército de reconstrucción actúa, recuperando las “bajas” acumuladas en el periodo que estamos despiertos. Esto prepara al cuerpo para la guerra del día siguiente.

De ahí que el dormir en un buen colchón, como bien pueden ser los colchones ortopédicos, nos ayudan a cumplir adecuadamente con la función del buen descanso.

Cuando alcanzamos el sueño profundo, las proteínas son sintetizadas a gran escala. Esto tiene el objetivo de mantener o expandir las redes neuronales ligadas a la memoria y al crecimiento.

Esto regula los niveles de otras substancias responsables de la regeneración de células y cicatrización de la piel. Junto con este proceso, el cerebro genera la producción y liberación de hormonas, como la melatonina y la hormona del crecimiento.

Como notarás, el dormir, y mejor aún, el dormir bien, es más que descansar. Dormir bien es esencial no sólo para despertarse al día siguiente, sino también para mantenerse saludable, para mejorar la calidad de vida y hasta para aumentar la longevidad.

Tips para pasar tus análisis clínicos más comunes

¿Te ha pasado que cuando tu médico te pide que te realices ciertos análisis clínicos, estos los tienes que repetir nuevamente?

A mi me pasó una vez y me sentí como en la escuela y le dije al médico: “vaya… ¿reprobé el examen, o por qué hay que repetirlo?”

resultados-analisis-clinicos

Como anécdota fue buena, porque el médico se rió un buen rato. La razón fue simple, no se veía correlación ni congruencia entre los resultados y por el contrario, se contradecían.

Por lo que tuve que repetir las pruebas, solo que ahora sí me “preparé adecuadamente para mi examen clínico”.

Debemos estar consientes de que la confiabilidad de los resultados depende en gran medida de que las condiciones en las que se tomen las muestras sean adecuadas; por tanto es necesario que tanto en el laboratorio como el propio médico te informen claramente las condiciones en las que debes presentarte al estudio.

También es importante poner mucha atención y cuidado si seremos nosotros quienes recolectaremos la muestra, por lo que habrá que tomar las precauciones necesarias.

laboratorio-medico

Y como quiero apoyarte para que no vayas a tener problemas o “repruebes tu examen clínico”, te comparto algunas recomendaciones para dos de las muestras que se solicitan con mayor frecuencia:

Muestras de orina

Como sabrás, la primera orina de la mañana es la más concentrada, por tanto muchos estudios requieren esta muestra. De no ser necesaria la primera, se solicita una muestra ocasional, que puede ser tomada a cualquier hora.

En ambos casos debe recolectarse en un recipiente limpio, o si el estudio lo requiere, en un envase estéril que proporcione el laboratorio. Antes de entregarse al laboratorio la muestra debe refrigerarse o conservarse en un lugar fresco.

Nota importante: Los estudios de orina en mujeres no deben programarse durante la menstruación.

Muestras de sangre

Nuestra sangre es un valuarte para muchos estudios y varias de las investigaciones se realizan a través de este vital líquido. El paciente deberá tener un ayuno de entre 8 y 12 horas. Entiéndase como ayuno que durante un lapso de tiempo solamente puede tomar agua simple.

Generalmente funciona así: el día anterior a la prueba es recomendable no ingerir comida demasiado grasosa o tomar bebidas alcohólicas, ya que esto puede alterar algunos de los resultados. Si se acostumbra realizar ejercicio, la toma de sangre debe hacerse antes o por lo menos 3 horas después del mismo.

La sangre es un material potencialmente infeccioso, por eso durante la toma de muestras sanguíneas se deben tomar ciertas precauciones:

  • Primero y antes que nada verifica que el material que vayan a utilizar en el laboratorio sea nuevo, estéril y desechable. Así te aseguras de no contagiarte por este medio de enfermedades que se transmiten a través de la sangre, como la hepatitis o el síndrome de inmunodeficiencia humana (SIDA).
  • Segundo y muy importante: conserva la calma. Entiendo que ciertas personas son sensibles al ver la sangre o sienten que es muy doloroso. Si mantienes la calma y lo comunicas al técnico, él te guiará de la mejor forma. Es un hecho que al introducir la aguja sentirás un poco de dolor, solo que si cooperas en el proceso todo será mucho mas fácil y rápido. Recuerda que si te mueves o retiras el brazo durante la punción, la vena se lastimará considerablemente y eso sí es más doloroso. Por supuesto que todos tenemos cierto “respeto” por las agujas y los piquetes; ten presente que el miedo en exceso provoca que el organismo reaccione contrayendo las venas y esto dificulta la punción, por lo tanto busca la mejor forma de relajarte. Entre más relajado, más rápido sales de la situación.
  • Tercero y no menos importante, tus muestras deben ser etiquetadas o rotuladas en tu presencia. Esto es fundamental para evitar errores graves como sería el entregarle los resultados del análisis de las muestras de otra persona.
  • Como parte de un buen hábito, conserva los resultados de todos los estudios que te hayas realizado. Así estarás haciendo un archivo personal muy útil para cuando acudas a consulta por primera vez con algún especialista o cambies de médico tratante. Con tu historia clínica tu nuevo médico o el especialista contará con información valiosa, pues podrá ver la evolución de tu caso.

Pues bien, aquí estos consejos que pueden hacer la diferencia entre tus análisis clínicos y el diagnóstico médico.

Un vistazo: de la ciencia ficción a la realidad

Cada vez la ciencia y la tecnología nos han demostrado las múltiples formas en las que pueden interceder por nuestra salud.

Y existen también descubrimientos que se han hecho de forma fortuita y que, gracias a la vivacidad de su descubridor, se logró notar algo que pudiera servir para mejores fines.

lente intraocularPor ejemplo, sabías que… ¿el lente intraocular, también conocido como de sustitución, proviene de una observación durante un combate entre cazas británicos en el periodo de la Segunda Guerra Mundial?

Esta interesante anécdota indica que durante ese hecho, el oftalmólogo británico Harold Ridley atendió de emergencia a un piloto de la Real Fuerza Aérea.

Este notable piloto tenía alojado en sus ojos fragmentos de su cabina de plástico que fue duramente ametrallada.

Durante la atención al piloto, nuestro ilustre oftalmólogo Ridley observó que este material extraño no producía ningún tipo de reacción a los diversos tejidos oculares.

Este hecho le ofreció la idea de teorizar que un lente de plástico bien podría sustituir de forma permanente el cristalino natural nublado, a lo cual acertó, para fortuna de muchos desde entonces.

Así como este hecho histórico, tenemos un millar en la historia de los descubrimientos, unos son fortuitos, otros ocasionados, otros son de lo más inesperados.

Y existen otros que son impulsados con una idea muy clara a conseguir. Por ejemplo, lo que están haciendo en Israel.

Una pista… ¿Te acuerdas del hombre nuclear?

hombre nuclearAquel astronauta que tiene un accidente en una nave experimental y queda gravemente herido. Todo comienza cuando en la sala de cirugía, uno de sus ojos, las piernas y su brazo derecho deben ser reemplazados por implantes biónicos y que, a la larga, le otorgarían poderes sobrehumanos.

Esta famosa serie de los 70 se inspiró en la novela de ciencia ficción Cyborg, escrita por el autor neoyorquino Martin Caidin.

Y créeme, fui uno de sus fans, ya que pensar en tener esas cualidades seguramente era genial, por lo que los chicos de mi calle jugábamos a que éramos “hombres nucleares”.

Y bueno, parte de esa ciencia ficción ya se puede palpar en nuestros días. Como te mencionaba, en Israel, los científicos han desarrollado una tecnología que puede permitir “ver” a las personas que son ciegas de nacimiento, esto con la ayuda de una lente de contacto biónica.

Este “milagro científico”, que para mí lo es, ya que implica darle la vista a un ser humano que ha nacido sin la posibilidad de ver lo que le rodea, es casi un hecho.

La idea de este lente de contacto biónica se concibe gracias a una pequeña cámara que recibe la información visual del medio ambiente y transmite las señales a esta lente.

De ahí, la lente pasa las señales a través de electrodos ubicados en la córnea y de allí a las áreas cerebrales sensoriales, generando un estímulo que simula la información visual.

Además de conseguir esta funcionalidad y dar a las personas ciegas la posibilidad de “ver”, esta tecnología se logrará implementar en el paciente sin necesidad de una cirugía o dañar otros sentidos vitales u órganos”.

Creo que esto es más que genial en especial para las personas ciegas.

Si bien aún no se ha aprobado en ensayos clínicos, si se ha permitido estudiar la viabilidad del sistema el cual ha sido probado en 10 pacientes que ven con un modelo de simulación de la lente biónica, que transmite estímulos al dedo en lugar de la córnea.

En fin, ya está aquí una solución que solo veíamos en una serie de ciencia ficción hace casi medio siglo y ahora  está más cerca de ser una realidad.