El diagnóstico de una úlcera en un pie diabético es crucial
Posted on: January 17, 2017, by : DepiLast

Es parte del trabajo de un médico la atención de heridas que incluyen infecciones en los pies, pero cuando el paciente también es diabético, una infección puede progresar rápidamente a un estado crítico.

De hecho, se estima que más del 50% de las úlceras en un pie diabético se infectan y una herida de este tipo conduce a severas consecuencias, llevando a casi dos terceras partes de quien tiene este padecimiento a una lamentable amputación.

Aquí el reto médico es el ser capaz de tratar las infecciones del pie diabético rápidamente, antes de que progrese y ayudar de esta forma a prevenir una amputación, por lo que su papel es crucial para el bienestar del paciente.

Ante este panorama, es importante detectar los factores de riesgo. En este caso se debe considerar lo siguiente:

  • Cuando el paciente tiene heridas de más de 30 días.
  • Cuando el paciente está presentando heridas que bajan hasta el hueso.
  • Cuando el paciente está presentando infecciones recurrentes en los pies.
  • Cuando el paciente está presentando enfermedades vasculares periféricas.
  • Cuando el paciente está presentando una etiología traumática.

Una úlcera diabética en el pie podría tener claramente una infección, pero no necesariamente muestra los signos ni los síntomas clásicos que se buscan tradicionalmente ante un problema de esta índole, es decir, que presenten un eritema, calor, dolor o purulencia.

Debido a que el sistema inmunológico de un paciente diabético está comprometido, es posible que se esté en busca de estos signos típicos y sucede que no se llega a ver ninguno de ellos en absoluto.

Por lo que esto no significa que no haya una infección; es importante tener presente que sólo la mitad de los pacientes con úlceras de pie diabético muestran signos clásicos, lo que significa que el médico también debe trabajar con todos los casos sin excepción.

Aquí la clave es el ser persistente y seguir buscando más señales como:

  • Observación ante un exudado seroso (delgado, claro, acuoso)
  • Valorar un retraso en la curación
  • Identificar un tejido de granulación friable (frágil)
  • Observar si existe una granulación decolorada
  • Estar atento hacia el olor que despide la herida

Ante una posible infección, algunos médicos recurren a las pruebas clínicas, sin embargo, los cultivos con hisopos a menudo no son concluyentes en presencia del biofilm.

tratamiento-pie-diabetico-3

Por lo que en lugar de esperar los resultados de una posible prueba clínica, lo mejor es actuar inmediatamente.

Eso no quiere decir que los resultados de laboratorio no son útiles. A veces pueden ayudar a confirmar que se padece de una infección y facilita la selección del antibiótico.

Pero nuevamente, la mayoría de las infecciones son polimicrobianas, esto quiere decir que contienen más de un tipo de bacterias, y los cultivos por hisopo no recogen todas las bacterias.

Definitivamente, la prevención es la primera línea de defensa contra cualquier complicación de heridas por infecciones.

Pero ante un pie diabético, lo ideal es que el médico sea capaz de diagnosticar las condiciones tan pronto como sea posible, para determinar un tratamiento eficaz lo antes posible.