Enfermeras
Posted on: March 2, 2017, by : DepiLast

Hace unos días fuimos a un hospital a ver a un amigo nuestro, quien tuvo ligeras complicaciones cardiacas debido a una muy mala resaca después de una larga noche  de fiesta, algo que le ha causado querer de dejar de tomar alcohol probablemente por toda su vida; personalmente, dudo tremendamente que vaya a ser realidad.

Al pasar la noche en aquel lugar, salí varias veces a una de las terrazas del hospital, donde montaron una especie de sala de espera exterior, aprovechando una venta de sillas plegables para instituciones públicas. Ahí, muchos de los familiares o amigos de los pacientes salen a refrescarse y a hacer el tiempo estresante del hospital un poco más liviano.

Debo decir que todas las veces que salí a aquella terraza escuché las mismas conversaciones por parte de los amigos y familiares, quienes hacían guardia esa noche, una conversación que se centraba mayoritariamente en el pésimo servicio de las enfermaras, algo con lo que concuerdo terriblemente.

Por alguna u otra razón, he tenido experiencias en hospitales en algunos países del mundo y me he dado cuenta de que las peores enfermeras, por mucho, son las enfermeras en México, ya que afirmo sin temor a equivocarme, que toman sus deberes de una manera sumamente blanda y con una gran apatía, algo que por supuesto causa una sensación muy negativa en los pacientes y afecta mucho en su recuperación.

No solo estoy diciendo esto y criticando su trato con los pacientes, ya que enfermeras en otros lados del mundo pueden ser muy secas, pero muchísimo más efectivas en cuanto a su labor, que las enfermeras en nuestro país, quienes generalmente tienen un pésimo trato con los pacientes y su desempeño en su profesión es de lo peor.

He tenido experiencias, una en particular, cuando mi familiar falleció, que los doctores pedían a las enfermeras las paletas eléctricas para revivir al paciente y nunca llegaron, lo que resultó en la muerte de mi abuelo. Al salir me di cuenta de que las enfermeras estaban todas tomando un café y riéndose de cosas de las que no deberían estarse riendo.

En una ocasión, mi madre fue hospitalizada por seis meses, debido a un accidente automovilístico, por lo que tuve la oportunidad de ver cómo funcionan las enfermeras en los mejores hospitales y me percaté de que son de último nivel en todos los sentidos y con muy pocas excepciones.

En una ocasión, mi madre comenzó a asfixiarse y las enfermeras, gran mayoría de las cuales la ignoraba, no se daban cuenta de que el tubo de oxígeno de mi madre estaba torcido, lo que impedía que el oxígeno fluyera, algo de lo que uno de nosotros se dio cuenta, por lo que mi madre no murió.

Es necesario saber que en México contamos con excelentes médicos, cuya calidad es de la más alta a nivel mundial; sin embargo, el equipo de enfermeras en todos los lugares que he estado aquí en México es, sin exagerar, el peor que he visto en el mundo.