Técnicas para evitar rascarte cuando tienes dermatitis
Posted on: September 25, 2017, by : DepiLast

La dermatitis es un problema que no tiene cura y que llega a ser un martirio para quien la padece, sobre todo por la comezón que te da y al rascarte esto te llega a provocar que te lastimes y sangres. Lo sé porque soy uno de los ‘dermahéroes’ que ha logrado controlar la enfermedad y también pasé por momentos de crisis. Por eso quiero compartirte algunos consejos que yo utilicé para evitar lastimarme.

Uno de los momentos en los que la comezón atacaba con más fuerza era durante y después de darme un baño. Lo primero que puedo decirte es que evites el agua caliente, aunque te encante, pero esto puede lastimar tu piel, trata de que sea tibia o fría. Si de repente sientes un ataque inconmensurable lo que yo hacía era meterme en el chorro con agua helada, lo que aliviaba el malestar. Después al salir no te seques frotándote con la toalla, date palmaditas para irte secando poco a poco para no lastimarte y evitar que vuelva la comezón. Lo que sigue es humectar tu piel, y dejar que la crema haga su labor, no te pongas la ropa luego luego porque hay gente que suda y podría regresar la sensación que tanto odiamos.

El sudor es fuente de la comezón y es difícil evitarlo, pero puedes reducirlo usando ropa ligera o de algodón, para estar fresco durante el día, es importante que si el sol te lastima, uses ropa que cubra tu piel, del mismo material. Si no aguantas las ganas de rascarte, trata de darte palmaditas leves, así podrían disminuir las ganas y evitarás hacerte un daño.

Las noches para mí eran un infierno, porque no podía evitar rascarme cuando estaba completamente dormido, por lo que incluso recorrí a atarme las manos, algo peligroso y que no funcionaba, así que lo cambié por ponerme guantes, lo que no evitaba que me rascara pero disminuía la posibilidad de hacerme más daño del que ya tenía. Trata taparte sólo con lo esencial, para no generar calor y sudoración. Podrías probar con dormir frente a un ventilador, esto reducirá el calor en tu cuerpo y la sudoración.

Aprende a vivir con la comezón, no permitas que esta te supere y si llega en momentos incomodos, como en público, la mente puede ser tu principal aliado. Como el día que acompañé a mi novia y su hermana a una clínica donde realizaban ultrasonidos, fue cuando le realizaban la prueba a mi cuñada cuando la comezón en la ingle me atacó, creí que no podría resistirlo y que me iba a ver terrible hacerlo ahí en el consultorio. Así que comencé a respirar, no negué la comezón, pero traté de relajarme, inhalando y exhalando, hasta que fue disminuyendo. Así que descubrí que funciona, que no es un mito de que la mente nos puede ayudar.

Te deseo la mejor de las suertes, te recomiendo que aprendas a vivir con la comezón y la hagas parte de ti, no dejes que te controle, mejor tú a ella. Es un infierno, lo sé, pero tiene salida. Busca especialistas, dermatólogos o alergólogos.